Una caída de más del 6% en el Ibex35 no discrimina. Los números rojos se abalanzan igual hacia los grandes valores que hacia los pequeños. Sin embargo, dicen los expertos que cuando se consolidan las subidas…son los valores directores los que, con más holgura, se adueñan de las órdenes compradoras. Jazztel acumula una revalorización del 11.6% en el año, frente a la subida del 1.5% que acumulan valores como Telefónica o el 7% de BBVA. Un balance saneado, unas cuentas que convencen y un potencial alcista claro ¿por qué no buscar operaciones en estos valores?
Le ha costado pero parece que lo ha conseguido. Jazztel vuelve a dominar el ritmo del crucero después de años a la deriva. Un problema de deuda solucionado, resultados positivos en los tres primeros meses del año y una cotización que logra salvar los envites del mercado. La compañía que preside Leopoldo Fernández Pujals ha conseguido ganarse la confianza del mercado – reflejada en el aluvión de recomendaciones positivas de brokers y casas de análisis- y que se vio refrendada en unas cifras “que sorprendieron positivamente mostrando la fortaleza de la compañía a la hora de captar clientes y su evolución acorde a los objetivos previstos en el plan estratégico”, reconoce Covadonga Fernández, analista de Selfbank.

Buenos fundamentales….

Y es que son precisamente el número de clientes de ADSL y el ritmo de captación lo que la compañía debe vigilar si no quiere naufragar en el mercado. Y así lo ha hecho. Su última batalla ha conseguido levantar ampollas entre los operadores de banda ancha, jugando en la liga incluso de la propia Telefónica. Algo que pone de manifiesto “el fuerte aumento de la competencia en el mercado de banda ancha, el único que a día de hoy está creciendo en el sector”, advierten en el departamento de análisis de Ahorro Corporación. El año pasado hubo cerca de 700.000 altas netas de banda ancha repartidas con un 30% en cada una de las dos operadoras. Los expertos de BPI no tienen ninguna duda de que Jazztel cumpla con los objetivos planteados en su último plan estratégico 2010-2012, en el que prevé llegar a los 1.2 millones de abonados para el final del período. Un mercado “que sigue presentando fuertes crecimientos que rondan el 8% y que sigue aumentando las tasas de abono, por lo que Jazztel tendrá que ir rebajando su actual ratio del 28% para acercarlo al 20% del mercado”, reconoce el departamento de análisis de La Caixa que además asegura que “Jazztel solo debería captar el 19% de su mercado objetivo para alcanzar sus previsiones”.

Una noticia que se suma a la propuesta – por parte de la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones – de mantener sin cambios para el próximo año la cuota de abono mensual que Telefónica cobra a sus 15 millones de usuarios de telefonía fija en España. Desde La Caixa, sus analistas valoran la noticia de forma negativa para la operadora que preside César Alierta “al no poder cubrir sus ingresos por una mayor cuota de abono, que representa un 14% de España y el 4.9% del grupo, mientras que Jazztel verá crecimiento en el número de clientes aunque apenas notará el crecimiento por precios en los ingresos por cuota de abono (18% del total).

Jazztel ha optado por mantener un papel activo en el mercado. Al menos quedó claro en el plan estratégico anunciado: conseguir un beneficio entre 20-30 millones en 2011 y entre 50-65 millones en 2012. Buenas perspectivas que, sin embargo no cuentan con el beneplácito de todos los expertos. El departamento de análisis de Banesto Bolsa advierte de que es cierto que Jazztel ha conseguido superar sus problemas financieros y “ahora presenta un balance saneado en el que la deuda ha dejado de ser un problema, principalmente por la reestructuración que llevó a cabo el verano pasado”. El broker asegura que “la escasa diversificación, tanto de producto como geográfica es preocupante, a pesar de su plan de negocio bastante claro en el corto/medio plazo”.

...y técnico

Pero ¿por qué no fijarse en la compañía para este período? Hace menos de una semana que la consejera de Jazztel, María Elena Gil García compró 20.000 acciones de la operadora a 2.87 euros por acción. Para Alejandro Martín, subdirector en España de Hanseatic Brokerhouse es muy interesante ver  la secuencia de precios del valor durante todo el año 2009 "porque hacía mucho tiempo que no era capaz de mantener una figura de mínimos crecientes sotenida y que ha conseguido". Este experto reconoce que  "tras desarrollar un primer tramo alcista entre los 1.21-3.23 euros, ha llevado a cabo un proceso de retroceso y hemos visto que ha ido a atacar la zona de máximos". Una zona de resistencia clave para el valor en el medio plazo y cuya superacion podría implicar un nuevo intento de dar continuidad a todo el movimiento alcista precedente, incluso llegando a ver los 4.16 euros". A muy corto plazo, el valor ha hecho una parada en 2.65 euros que será la zona de soporte clave.