Alfredo Sáenz Abad ha comunicado al consejo de administración del banco celebrado hoy, en Santander, la renuncia voluntaria a sus cargos de vicepresidente y consejero delegado dejando asimismo de formar parte del consejo.


El consejo ha acordado nombrar nuevo consejero delegado a Javier Marín Romano, que se incorporó al Grupo Santander en 1991 y que, hasta la fecha, ha sido director general del banco y responsable de la División Global de Seguros, Gestión de Activos y Banca Privada.

Alfredo Sáenz se incorporó al Grupo Santander en 1994, con ocasión de la adquisición de Banesto, desempeñando el cargo de presidente de dicha entidad hasta 2002, en que fue nombrado vicepresidente y consejero delegado de Banco Santander. "El consejo de administración ha expresado su reconocimiento y agradecimiento a la extraordinaria labor realizada por Alfredo Sáenz desde su incorporación al grupo y, especialmente, como consejero delegado de Banco Santander", recita la nota de prensa de la entidad. 

El pasado 16 de abril, el Banco de España decidió archivar el expediente abierto sobre la evaluación de la adecuación y criterios de idoneidad y honorabilidad del consejero delegado del Santander, Alfredo Sáenz, y "ha anunciado que abrirá uno nuevo tras el cambio normativo aprobado la semana pasada por el Gobierno. El Ejecutivo dio luz verde el viernes a la incorporación al régimen jurídico español de la recomendación de la Autoridad Bancaria Europea sobre la situación de los banqueros con antecedentes penales, lo que despejó el camino para que el banquero siga siendo el número dos del Banco Santander", informaba ese mismo día El País. Con esta decisión se dejaba sin efecto las consecuencias jurídico-administrativas derivadas de su condena para el ejercicio de la profesión bancaria".

Para realizar la nueva valoración, se tendrá en cuenta: “La trayectoria del consejero, directivo o empleado en su relación con las autoridades de regulación y supervisión; las razones por las que pudiera haber sido despedido o cesado; su historial de solvencia y cumplimiento de sus obligaciones o los resultados obtenidos en el desempeño de sus responsabilidades”, reconocía el rotativo. 

Los títulos del Santander suben hoy más del 1.4% y cotizan en los 5.49 euros tras conocerse la noticia.