Japón intervino hoy en el mercado de divisas de forma unilateral para debilitar el yen, pocas horas después de que la moneda local marcara un nuevo récord frente al dólar estadounidense, informó hoy el ministro de Finanzas, Jun Azumi.

El ministro evitó comentar el montante de la operación, que se produjo después de que el yen se intercambiara con el dólar de EEUU en un máximo histórico de 75,32 yenes en los mercados de Oceanía, informó la agencia Kyodo.

Tras la operación, la segunda de este tipo desde el pasado agosto, el yen bajó hasta la banda media de las 78 unidades frente al dólar en el mercado de Tokio.

"Desde hace tiempo veíamos que continuaban los movimientos especulativos que no reflejan la economía de nuestro país, por eso decidimos intervenir", indicó Azumi, quien añadió que seguirán interviniendo "las veces que haga falta" hasta que estén satisfechos con los resultados.