Itínere, filial de concesiones del grupo Sacyr Vallehermoso, obtuvo un beneficio neto atribuido de 5,5 millones de euros durante el primer trimestre del año, lo que supone un incremento del 90,6% respecto al mismo periodo de 2007, informó hoy la empresa. La cifra de negocio creció un 24,9% entre enero y marzo, hasta sumar 149 millones de euros, en tanto que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) se situó en 111,2 millones de euros, un 21,6% más. La compañía, que recientemente suspendió una colocación de acciones en bolsa, atribuyó los resultados a la puesta en explotación de nuevas concesiones y al aumento del tráfico registrado por la celebración de la Semana Santa en marzo.
En concreto, la intensidad media diaria de tráfico (IMD) de la red de autopistas que gestiona Itínere sumó 13.155 vehículos, lo que supone un aumento del 8,3% respecto a un año antes. El tráfico de las vías españolas se elevó un 8,1% y las que explota en el exterior un 8,3%. Asimismo, en los tres primeros meses del año Itínere puso en explotación un tramo de la Autopista Nororiente de Chile y la ampliación del intercambiador de Moncloa. Además, se adjudicó una nueva área de servicio, que se levantará en el tramo Zafra-Sevilla de la A-66, Ruta de la Plata. El 77% de ingresos, en España Itínere obtuvo el 77,1% de sus ingresos del mercado doméstico. La compañía cuenta con concesiones en seis países (Chile, Brasil, portugal, Costa Rica, irlanda y Bulgaria), si bien sólo tiene infraestructuras en explotación en Chile, Brasil y Portugal, que aportan el 16%, el 6,6% y el 0,2% de los ingresos totales, respectivamente. En el capítulo de inversiones, la empresa comprometió 213,5 millones, destinados principalmente al inicio de explotación de la referida autopista chilena. En cuanto al endeudamiento, Itínere cerró marzo con una deuda financiera neta total de 4.916,4 millones de euros, importe un 3,4% superior al del cierre del año 2007.