El Tesoro italiano ha colocado 8.500 millones de euros en letras con vencimiento a seis meses, el máximo previsto,.

La colocación se ha hecho a un interés medio del 2,140%, por debajo del 2,269% abonado en la anterior subasta de estas características, celebrada antes de la intervención del BCE en los mercados secundarios de deuda.

La demanda superó ligeramente la oferta, y la subasta alcanzó un ratio de cobertura de 1,66 veces, frente a las 1,56 veces de la anterior subasta.

La intervención del BCE en los mercados secundarios de deuda ha representado una inversión de más de 36.000 millones de euros en las dos primeras semanas de las que existen datos, lo que permitió rebajar en más de 100 puntos básicos la presión sobre los diferenciales de España e Italia.