Italia ha colocado 3.000 millones de deuda en la subasta de hoy, el objetivo previsto, aunque a un precio muy alto.


La rentabilidad de los bonos italianos a 5 años subastados hoy ha tocado máximos desde la entrada de Italia en el euro hasta ubicarse en el 6,29%, muy por encima del 5,3% de la anterior subasta.

Además, la demanda ha sido moderada y el ratio de cobertura ha sido de 1,5 veces la colocación.


"La parte buena de esto es que ha logrado colocar la deuda por debajo del 7%, dice Miguel Méndez, analista de Hanseatic Brokerhouse.