La Comisión Nacional de Competencia (CNC) ha autorizado en primera fase la operación por la que Isolux Corsán se hará con el control de T-Solar, firma fotovoltaica de la que hasta ahora era primer accionista con una participación de 19,8%, tras la suscripción de una ampliación de capital realizada por esta compañía.

La operación entre Isolux Corsán y T-Solar se acordó el pasado mes de julio y se realizará mediante una ampliación de capital por importe de entre 100 y 130 millones de euros con el fin de obtener los recursos necesarios para costear su plan estratégico, según informaron a Europa Press en fuentes del sector.

Esta firma optó por acudir a los socios después de que en abril de 2010 renunciara a sus planes para salir a Bolsa ante la incertidumbre regulatoria del sector, según explicó entonces la empresa.