Un grupo de 122 inversores españoles ha interpuesto una demanda judicial colectiva contra Citibank, una de las entidades que comercializaron productos del banco estadounidense Lehman Brothers y a la que reclaman una indemnización superior a 3 millones de euros. Los clientes acusan al banco de malas prácticas en la comercialización de los productos, que eran inadecuados al perfil inversor de los afectados.
Los clientes, asesorados por los despachos Jausas y Zunzunegui, presentaron el pasado 7 de abril en los Juzgados de Primera Instancia de Madrid la demanda contra Citibank.

Además de criticar la comercialización agresiva de los productos entre pequeños clientes (con cuantías de inversión mínima de 3.000 euros), los despachos destacan que Citibank utilizó en las compraventas una cuenta global "sin la oportuna autorización previa y escrita del cliente como previene la ley", a resultas de lo cual consideran que el banco es el titular de las inversiones y no los clientes.

A la demanda podrían unirse otras nuevas reclamaciones contra otras entidades, que podrían sumar 100 millones de euros, según el comunicado emitido por las dos firmas de abogados.