El objetivo es introducir un chip diseñado para ofrecer una mayor duración de las baterías de las tabletas.

El nuevo producto se llamará Oak Trail y será vendido bajo la marca Atom de Intel. Es un 60% más pequeño que su predecesor y la batería tendrá una duración de todo el día. El chip se dará a conocer en una conferencia en la capital china en el Developer Forum y ya ha sido enviado a los fabricantes de ordenadores de pantalla táctil.

La empresa, que controla el 80% del mercado de los procesadores para ordenadores personales, ha fallado en su conversión al mercado de las tabletas, donde solo tiene el 1% de acuerdo con International Data, tal y como informa Bloomberg. Anteriormente, Intel no tenía chips capaces de entrar en dispositivos tan finos como las tabletas y los que tenía gastaban demasiada batería.

Las acciones de Intel se revalorizan un 0,65% y alcanzan los 20,15 dólares.