La inmobiliaria obtuvo un resultado atribuido de 12,3 millones de euros en el ejercicio 2008, lo que supone un descenso del 51% en relación al año anterior, informó hoy la compañía, que tiene "cubiertas" las necesidades de financiación de sus operaciones aún en el caso de que las condiciones del mercado inmobiliario y de financiación sigan deteriorándose. "La financiación disponible cubre suficientemente tanto la financiación del pasivo circulante como las inversiones adicionales previstas realizar durante el próximo ejercicio en promociones en curso", destacó la inmobiliaria en la información remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).