ING, entidad que ha recibido 10.000 millones de euros del Gobierno holandés, planea una ampliación de capital de 7.500 millones y desinversiones en el negocio asegurador para devolver las ayudas. ING ha alcanzado un acuerdo con el Estado para cambiar el plan de devolución de ayudas y pagará 5.000 millones. El resto será a través de desinversiones y generación interna de recursos.