Con la vuelta del fabricante de chips alemán Infineon Technologies AG al DAX, la compañía intentará hacer cumplir su antiguo objetivo de alcanzar un margen de beneficios antes de intereses e impuestos del 10%, informa el jueves el diario alemán Financial Times Deutschland.