La economía estadounidense creció en el tercer trimestre menos de lo estimado inicialmente.

Sin embargo, la débil acumulación de inventarios podría fortalecer la visión de una mejora en el cuarto trimestre. El Gobierno dijo el martes que el Producto Interno Bruto se expandió a una tasa anual del 2,0%, por debajo del ritmo de 2,5% calculado en una primera estimación.

Si bien la revisión sorprendió al mercado, que no esperaba cambios respecto de la primera medición, los detalles del informe, sobre todo el firme gasto del consumidor y la primera caída en los inventarios empresariales desde el cuarto trimestre del 2009, fijan el escenario para un crecimiento más fuerte en el cuarto trimestre.