Indra se ha adjudicado varios contratos por un importe total superior a los 28 millones para implantar sus sistemas de vigilancia y defensa electrónica en los futuros buques de la Armada española.
En concreto, los contratos son para los programas del buque de Proyección Estratégica (BPE), 'Juan Carlos I', y de Aprovisionamiento de Combate (BAC), 'Cantabria', de la Armada española. Estos dos programas son claves en el marco de la Revisión Estratégica de la Defensa, destinada a dotar a las Fuerzas Armadas españolas de los medios más avanzados para garantizar la seguridad nacional y la participación en los programas conjuntos de los países aliados. Las capacidades de la compañía tecnológica en las áreas de vigilancia y defensa electrónica permitirán a los futuros buques de la Armada disponer de una solución española de alta tecnología para buques de superficie, exportable a otros países aliados. Estos sistemas de defensa electrónica, basados en técnicas de recepción digital, permitirán a los buques la detección, análisis, clasificación e identificación de señales radar presentes en el ambiente. Indra también implantará en los buques 'Juan Carlos I' y 'Cantabria' sus sistemas de identificación amigo-enemigo (IFF), que incorporarán el modo 5 de identificación OTAN y cuya principal misión es la de permitir la identificación ante la interrogación de otra plataforma amiga.