Indra obtuvo un beneficio neto de 38 millones de euros en el primer semestre del año, un 23% en comparación con el mismo periodo del año anterior, cuando ganó 31 millones.

Según ha comunicado INDRA SISTEMAS BR-A a través de un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) los ingresos de la compañía crecieron un 4% (un 2% en moneda local) hasta los 1.389 millones de euros.

Excluyendo Tecnocom, los ingresos de Indra habrían caído un 7% entre enero y junio (un 4% en moneda local), afectadas por: la estacionalidad de Semana Santa y del negocio de elecciones y la menor actividad en transporte.

Así, la integración de Tecnocom (consolidada desde el 18 de abril de 2017)  tiene un impacto en los ingresos de Indra de 81 millones.

El resultado bruto de explotación de Indra creció en los seis primeros meses del año un 7%, alcanzando los 108 millones.

En el primer semestre del año, la deuda neta de Indra se elevó hasta los 745 millones, frente a los 523 millones de diciembre de 2016. Según ha explicado la compañía este incremento es resultado del pago de la adquisición de Tecnocom.

Excluyendo la adquisición de Tecnocom, la deuda se habría situado en 554 millones.

El beneficio neto por acción básico creció en el primer semestre del año un 20%.

La compañía ha mantenido las mismas estimaciones de ingresos, margen ebit y generación de caja antes de circulante ya comunicadas para el ejercicio 2017, y que no incluían la integración de Tecnocom.