Indo registró unas pérdidas de 10,8 millones de euros durante el primer trimestre del año, lo que supone multiplicar por más de dos (+134%) los 'números rojos' del mismo periodo del ejercicio anterior, cuando contabilizó 4,6 millones de euros, informó la compañía, que achacó esta diferencia a los costes de reestructuración.  El resultado bruto de explotación (Ebitda) fue negativo en 2,9 millones de euros, lo que implica una mejora del 7,6% gracias a los planes de reducción de gastos puestos en práctica.


Entre enero y marzo, la cifra de ventas alcanzó los 23,2 millones de euros, con un descenso del 6,5%, debido a la caída del consumo en España y los mercados europeos, lo que afecta al negocio de gafas y, en menor medida, al de lentes.

Además la compañía ha informado de la dimisión - por motivos personales - de Antonio Pérez Nievas- Heredero, consejero delegado de la firma. Indo convoca además la junta de accionistas para el próximo 28 de junio en la que se prevé aprobar las cuentas del ejercicio 2009.