Inditex se convirtió ayer en la empresa textil más valiosa del mundo, adelantando por primera vez a su principal competidora, la sueca H&M.

Inditex se convirtió ayer en la empresa textil más valiosa del mundo, adelantando por primera vez a su principal competidora, la sueca H&M, con una capitalización bursátil que supera ligeramente los 38.777 millones de euros, frente a los casi 34.000 de Hennes & Mauritz (H&M). Inditex hoy permanece plana en los 62,21 euros, mientras que ayer avanzó más de un 3%.

Por su parte, H&M hoy ha informado que ganó en el primer semestre de su año fiscal un 18% menos, en concreto, 4,26 billones de coronas suecas (377 millones de euros), frente a los 5,21 billones de coronas del mismo periodo del año anterior y peor que la media de las estimaciones de 16 analistas compiladas por Bloomberg, de 4,37 billones de coronas.

La fortaleza de la corona sueca, la inflación de los costes en el mercado de adquisiciones y el efecto negativo de una provisión de 248 millones de coronas suecas (27 millones de euros) para un nuevo programa de primas para los empleados de la compañía explican la caída del beneficio, según H&M.

La compañía sueca ha intentado ganar cuota de mercado a base de no incrementar sus precios, perdiendo rentabilidad a causa del encrecimiento del algodón y de los costes laborales en Asia. Por este motivo, a pesar de que se incrementaran sus ventas, no lo han hecho sus ganancias.

Esto supone encadenar nueve meses consecutivos de caídas, algo que no le había sucedido nunca en la última década.