El grupo textil obtuvo un beneficio neto de 717 millones de euros en el primer semestre de su ejercicio fiscal -desde el 1 de febrero hasta el 31 de julio-, lo que supone un aumento del 14% respecto al mismo periodo del año anterior.


El beneficio bruto de explotación (EBITDA) alcanzó los 1.261 millones de euros, un 9% más, mientras que el beneficio neto de explotación (EBIT) se situó en 914 millones, un 10% superior al de un año antes.

En su informe al regulador bursátil, la compañía destaca que los gastos operativos se han mantenido bajo "estricto control" durante el período y se han elevado el 11%, principalmente como resultado de la nueva superficie comercial abierta y los gastos variables vinculados al crecimiento de venta e incluyen todos los gastos de lanzamiento de las nuevas aperturas.
Zara, líder de ventas

La cifra de negocio se situó en 6.209 millones de euros, lo que supone un incremento del 12%, si bien este porcentaje se sitúa en el 13% a tipos de cambio constantes.

Analizando las ventas según las firmas que aglutina Inditex, Zara representa el mayor porcentaje, con 4.043 millones de euros, un 13% más que en el mismo periodo de 2010. Le sigue Bershka, con 598 millones de euros (crecimiento interanual del 6%), aunque el mayor incremento lo registró Uterqüe, cuyas ventas repuntaron un 23%, hasta 31 millones de euros desde los 25 millones del primer semestre de 2010