El indicador de la volatilidad, el índice VIX, ha experimentado fuertes retrocesos en las últimas semanas. Teóricamente, este selectivo replica a la inversa la cotización del S&P 500. ¿Estamos a las puertas de un rebote en la renta variable estadounidenses y, por ende, de Europa? Los expertos avisan, ya nada, ni las teorías básicas, son seguras en este mercado. Analizamos los principales índices bursátiles y la única conclusión clara es que este verano, a falta de sorpresas –especialmente político económicas- seguiremos laterales.

El Índice VIX ha bajado de manera significativa en el último mes, si bien es cierto, aun se encuentra lejos de alcanzar sus mínimos anuales, en los14,26 puntos. El escenario técnico que plantea el índice de la volatilidad ahora mismo pasa por “verlo apoyarse de nuevo en la tendencial alcista. Pero, en este momento, es su nivel de transición pues, siempre que aguante niveles de 16,00 puntos, podrá acudir a resistencias principales (20,00; 24,00 y 27,73 puntos respectivamente)”, avisa Juan Enrique Cadiñanos, jefe de mesa de Hanseatic Brokerhouse.

Esta bajada podría ser interpretada como el anticipo de una corrección pero Luisa Martínez, directora de análisis de Miramar Capital EAFI, explica que “dada la incertidumbre en el entorno macroeconómico mundial no sería acertado buscar divergencias entre el S&P500 y el VIX para ser tomadas como señales de que un posible cambio de tendencia se aproxima”.

COTIZACIÓN VIX:



Entonces, ¿dónde veremos alS&P 500? “si perdiese los niveles de soporte más cercanos (1.263) los 1.200 puntos serían su próximo objetivo. En cambio, si consiguiese aguantar niveles, podría acudir a resistencias de referencias como son los 1.421 puntos”, dice Cadiñanos.

COTIZACIÓN S&P 500:



Tres cuartas partes de lo mismo sucedería en el Dow Jones. “Actualmente los precios se mantienen cerca de la tendencial alcista (verde) que guía los impulsos y la consolidación alcista de precios. En tanto en cuanto mantenga dicha tendencial, podrá acudir a precios superiores, como la resistencia de 12.860 y 13.225, respectivamente”, indican desde Hansetic Brokerhouse.

COTIZACIÓN DOW JONES:



¿Y EN EUROPA?


En este escenario, a corto plazo el Ibex 35 se encuentra muy lateral. Encajonado “entre la resistencia de los 7.200 puntos y el soporte de los 6.500”, indican desde el departamento de análisis de Renta 4. Además, a medio plazo desde esta casa contemplan una apertura de referencias del rango “a los 7500-7700 puntos por arriba y los 6.000 por abajo”. Según Roberto Moro, analista de Apta Negocios, “si el S&P 500 busca los 1.400 puntos, el Ibex 35 verá los 7.200-7.300 puntos”. En cambio, si por el contrario, “baja hasta los 6.000-5.800 puntos será momento de comprar porque no caerá más abajo”.

COTIZACIÓN IBEX 35:



En el parqué europeo fuerte por excelencia, el alemán, “ya se ha sucedido la confirmación de la formación de cambio de tendencia de medio plazo (HCH invertido). Ahora El Daxse encamina a consolidar dicho movimiento y a perfilar los precios para una posible subida de corto”, explica Cadiñanos. “En tanto en cuanto consiga aguantar la media móvil de 200 sesiones (6.241) podrá proceder a realizar subidas en próximas sesiones. Pero, si, por el contrario, perdiese dicho nivel, tendría que acudir a soportes secundarios (6.100 y 5.900 puntos respectivamente)”.

COTIZACIÓN DAX:




Por otro lado, si antes nos reverenciábamos a las falsas señales del VIX en EEUU, en Europa, si miramos al índice Itraxx Crossover, que mide el coste anual de asegurar deuda corporativa europea frente a un posible impago, nada está claro. Recordemos que, cuanto más alto está, el miedo se manifiesta con la huída de capitales de la bolsa, mientras que, si cae, rebota la renta variable. En el último mes ha experimentado grandes bandazos y, si bien actualmente está retrocediendo a la zona de 166 puntos, aún está muy alejado de los mínimos del año y más cerca de los máximos (183 puntos).

COTIZACIÓN ITRAXX CROSSOVER:

Fuente: Bloomberg