La cervecera InBev ha acordado con sus trabajadores garantizar que no habrá despidos durante los dos próximos años e incluso aumentar las primas a sus empleados. Dirección y sindicatos lograron llegar a un acuerdo 'in extremis' - pues los trabajadores habían convocado una huelga en todo el país- que garantiza el mantenimiento de los aumentos salariales ya pactados en el acuerdo interprofeisonal y conceder las primas de equipo y antiguedad.