El presidente de la promotora inmobiliaria Inbesós, Jaime Vila, ha asegurado hoy que si culmina la venta de las participaciones de los dos principales accionistas de la compañía, que suman el 55,77% del capital, el comprador deberá presentar una opa sobre el resto del grupo al superar el 30%. Vila ha respondido a un cuestionario enviado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y ha concretado que la operación de venta de los paquetes de la sociedad Recerca, controlada por el vicepresidente de Inbesós, Javier Vila, y por María Rosa Colomer "se encuentra en su estado inicial" y está sujeta al proceso de auditoría y estudio legal previo a las compras de compañías mercantiles (due diligence).
Este proceso servirá para determinar el precio definitivo de venta de las participaciones de Javier Vila (36,24%) y María Rosa Colomer (19,53%). El principio de acuerdo alcanzado entre estos accionistas y el comprador -todavía desconocido- afecta también al presidente de la compañía, que dispone de una opción de venta de su paquete del 0,24% al mismo precio que los dos socios de referencia. La CNMV ha suspendido hoy cautelarmente la negociación de las acciones de Inbesós en bolsa. El principio de acuerdo de venta de un paquete relevante de Inbesós se ha conocido días después de que el grupo Kiluva, propietario de la red de franquicias de nutrición y dietética Naturhouse, comunicase la compra el 5,05% de Inbesós por 6,34 millones de euros. Esta operación se enmarca dentro de la estrategia de inversiones a medio plazo del grupo Kiluva, presidido por Félix Revuelta, y tiene como objetivo contar con una presencia "significativa" en Inbesós. El grupo inmobiliario obtuvo el año pasado un beneficio de 3,57 millones de euros, lo que supone un aumento del 1,91% respecto al ejercicio anterior, e incrementó su cifra de negocio un 22%, hasta los 37,16 millones de euros.