WikiLeaks, la página web bajo ataque por filtrar documentos clasificados del Gobierno de Estados Unidos, podría ser imposible de silenciar aun cuando su fundador está en la cárcel.

Según publica Bloomberg, WikiLeaks puede copiar sus datos en caso de ser cerrado y no necesita un líder de alto perfil como su fundador, Julian Assange, dijo John Perry Barlow, cofundador de Electronic Frontier Foundation, que promueve la libertad de información en Internet.

Incluso si el Gobierno gana el caso contra WikiLeaks, sería inútil, dijo Stuart Slotnick, abogado de la firma Buchanan Ingersoll & Rooney PC en Nueva York y ex fiscal federal.

“Podría resultar imposible cerrar WikiLeaks debido a su red de ‘portales espejo’”, dijo Slotnick en una entrevista. “Tan pronto como cierren uno, aparecerá otro”. Un portal espejo es una copia de una página web almacenada en un servidor en un lugar distinto. WikiLeaks tenía espejos en 1.559 servidores en Suecia, Países Bajos, Nueva Zelanda, Rusia, Polonia y otros países hasta el 10 de diciembre, según su página web.