El beneficio atribuido de la tabacalera Imperial Tobacco subió un 19,3 por ciento en el último año por los excelentes rendimientos en los mercados emergentes y la fortaleza de sus marcas Davidoff, Gauloises, Blondes, West y JPS.

En un comunicado remitido a la Bolsa de Londres, la empresa señala que su beneficio atribuido en los últimos doce meses, hasta el pasado 30 de septiembre, fue de 1.796 millones de libras (unos 2.083 millones de euros) frente a los 1.505 millones de libras (unos 1.745 millones de euros) en el mismo periodo del año anterior.

El beneficio bruto ascendió un 1,6 por ciento hasta 2.153 millones de libras (unos 2.497 millones de euros) frente a los 2.118 millones de libras (unos 2.456 millones de euros) el año anterior.

La facturación de la empresa se vio incrementada en un 3,7 por ciento hasta 29.223 millones de libras (unos 33.898 millones de euros) en los doce meses hasta finales de septiembre.