El director del Instituto de Estudios Económicos, Juan Iranzo, considera que el banco Central Europeo "no ha dicho su última palabra" en materia de política monetaria y podría subir los tipos de interés un cuarto de punto en el primer trimestre del año que viene si sigue subiendo la inflación. En la presentación del último informe de coyuntura del Instituto y al analizar la economía mundial, Iranzo ha calificado la crisis financiera como el hecho más relevante en materia económica del año 2007, y ha apuntado que el mayor efecto que ha tenido es la incertidumbre creada en toda la economía mundial.