El Ibex35 se deja más de un 4%. Movimientos de caída que van acompañados de la penalización que sufre el sector financiero pero ¿dónde se encuentran los soportes? Soledad Pellón, analista de IG Markets reconoce que será clave ver si el selectivo español mantiene los 8.800 puntos – nivel cercano al que se encuentra el selectivo español- y para ello, Santander, BBVA, Banco Popular o Sabadell tendrían que culminar la sesión por encima de sus soportes clave.
La situación es complicada. El Ibex35 acusa su caída y lo hace de la mano del sector financiero: el rescate de Caja Sur, la especulación o la alta volatilidad vuelven a arrojar las dudas sobre unas entidades que no consiguen consolidar su fortaleza. El selectivo español ha roto los 8.900 puntos y “ahora tendremos que ver si pierde al cierre este nivel pues será clave para no irnos a los 8.700 puntos, que no están tan lejanos”, reconoce la experta de IG Markets. Eso sí, en un escenario más drástico “los 8.200 puntos serían el siguiente nivel teniendo en cuenta que estamos en mínimos de este año”.

Una tendencia que irá pareja a la que tengan las compañías del sector financiero. Especialmente los grandes bancos. Banco Santander, que cede más de un 5% tras la apertura de Wall Street- “puede seguir viendo bajadas tras romper los 8.03 euros. El nivel de 7.78 euros es el soporte que no debe ser perdido” en el valor. Un nivel que, para BBVA, supone el hueco alcista de la semana pasada “en los 8.03 euros que marcaría el soporte da tener en cuenta en estos momentos”. La entidad que preside Francisco González cotiza en 8.08 euros (15.48 horas)

Pero ¿y La banca mediana? Soledad Pellón reconoce que las entidades pequeñas y medianas se encuentran peor que las grandes y de sufrir bajadas siempre tirarán más acusadamente que el resto. En el caso de Banco Popular “hemos tenido que trazar un soporte en los 3.75 euros nivel que todavía no ha roto”. El valor se encuentra en mínimos de este año y es complicada su situación.

Como complicado es el gráfico que muestra Banco Sabadell. Un valor que “también cotiza bastante por debajo de la media de las 200 últimas sesiones. Los cortos suelen ser mayores por lo que podríamos ver al valor en zona de mínimos de febrero- en los 3.4 euros – y además habría que ver si el mínimo real en los 3.35 euros se supera al cierre”.

Sin embargo, esta experta mantiene el optimismo advirtiendo que el volumen de bajada es un poco menor que el de subida del pasado lunes “lo que nos da algo de incentivo” en la situación actual del mercado.