Llegados al ecuador del mes de septiembre, es el momento de ponerse a pensar si el movimiento que acumula el Ibex35 desde el mes de agosto – que le ha llevado a rozar los 8.000 puntos con una revalorización de más del 17% - ha llegado a su fin o todavía es posible ver niveles superiores. Los expertos aseguran que el objetivo del Ibex35 sigue estando en los 8.500 puntos. Eso sí, habrá que aprovechar subidas para ir deshaciendo posiciones.
Tradicionalmente es considerado uno de los meses más bajistas del año y, viendo cómo se ha comportado el mercado durante el mes de agosto, no es de extrañar que el Ibex35 profundice aun más en la corrección que ha vivido en los últimos días. Eso sí, no es menos cierto que las estadísticas están para romperse. De hecho, en lo que llevamos de mes de septiembre, el selectivo suma un 6.4%.  Roberto Moro, de Apta Negocios reconoce que “a pesar de la incertidumbre que sigue reinando en Europa y, más concretamente en España, lo cierto es que debemos contemplar la evolución del Ibex como netamente alcista. Sobre todo, en la medida en que permanezca por encima de sus primeros e importantes soportes: el de 7.600 puntos añade fortaleza incluso a corto plazo”. Alejandro Martín, subdirector en España de Hanseatic Brokerhouse admite que el Ibex35 se encuentra en una fase de dilatación del tercer impulso alcista que, si bien suele ser la fase más rápida y dinámica en cualquier desplazamiento, también es aquella que más probabilidades tiene de fracasar”. 

Los 8.500 puntos, objetivo a corto plazo

¿Objetivo? Precisamente el objetivo de desplazamiento “lo encontramos entorno a los 8500 puntos, zona donde la presión vendedora podría aparecer fuertemente”, reconoce Martín. Eso sí, antes tendría que lograr superar los 8.000-8.100 puntos para después plantear un objetivo alcista “en la zona de 8.460 puntos, proyección mínima del doble suelo que dejó en los entornos de los 6.000 puntos”, explica Moro. Si supera ese nivel, José Luis Cava no descarta incluso ver los 9.300 puntos.

Gráfico diario Ibex35


A muy corto plazo, el selectivo ha tanteado esta semana la zona de los 8.000 puntos. Un nivel de resistencia muy importante "que le costará superar porque las noticias positivas ya se han descontado, se han dado y, lo que queda, no seguirá sumando", explica Javier Flores, director de análisis de Asinver.  Una estrategia que tiene sentido si además miramos las señales que nos da el índice de volaitlidad del selectivo español. José Luis García, analista de Enbolsa.net reconoce que “el índice en la zona de 20 marca niveles de techo o ventas (ver gráfico adjunto. En la parte superior el Ibex 35 y en la parte inferior, el Vibex de volatilidad)”. En estos niveles, el mercado tiende a frenar sus subidas y suele girarse bruscamente a la baja conduciendo a la cotización del índice a una tendencia bajista más o menos prolongada”. Una situación que ha ocurrido en enero 2010, abril 2010, mayo 2011 y marzo 2012 (marcado con círculo en rojo).

Gráfico volatilidad VIBEX


Y ¿ahora? García reconoce que a pesar de la última caída del índice de volatilidad, el Ibex se podría mantener lateral alcista durante un tiempo más prolongado, hasta que los niveles de volatilidad fueran más bajos y la confianza creciera hasta niveles de satisfacción completa, entonces la complacencia provocaría compras masivas de call lo que, unido a una formación de figura chartista de vuelta y ruptura de soporte referente, provocarían nuevos recortes profundos del mercado. Algo que ocurrirá, en primer lugar, si pierde los 7.720 puntos “último mínimo relativo y soporte de más corto plazo”, reconoce el experto de Hanseatic Brokerhouse. En tanto que “el de los 7.150 puntos puede marcar la frontera entre un simple retroceso o el inicio de una corrección más profunda, en la zona de 6.700 puntos”, explica Moro.

¿Estrategia? Aprovechar las subidas para deshacer posiciones

En esta situación, ¿qué estrategia seguimos? Gerardo Ortega, analista técnico independiente y colaborador de CMC Markets asegura en su blog  que “los tres índices europeos – Ibex 35, sectorial bancario de Eurostoxx y FTSE MIB- han tenido un desarrollo alcista en 5 ondas de Elliot. Esto significa que los objetivos mínimos de las pautas han sido cumplidos, lo cual no significa que el mercado no pueda seguir ascendiendo”. Bajo estas premisas, “cierre parcial de posiciones es lo que sugerimos”. Una opinión en la que coincide Nicolás Fernández, director de análisis de Banco Sabadell cuando admite que “aunque la subida puede llevar al selectivo hasta los 8.500 puntos, lo mejor es ir reduciendo riesgo”.



¿El motivo? Ortega reconoce en su blog que “hay que forzar y expulsar a los eternos bajistas y proporcionar fe a aquellos que no creen en nada. ¿Qué queremos decir? Que gran parte de los partícipes del mercado se han quedado fuera de estas fuertes alzas – siendo la falta de volumen y la no superación de los altos anuales de la renta variable norteamericana su gran excusa-. Andrés Jiménez, analista de enbolsa.net  en su artículo "Las manos fuertes del Ibex"asegura que para ver dónde están posicionadas las manos fuertes del mercado  "utilizamos un indicador que mida el comportamiento de los volúmenes y las cotizaciones, los inversores particulares generalmente observan los cambios al alza de los volúmenes, comprando cuando los volúmenes crecen. Las manos fuertes estarán dentro cuando los volúmenes disminuyen, es decir, las manos fuertes entraran cuando exista una relación inversa entre volumen y cotización".


 
"El indicador de abajo representa la posición de las manos fuertes, si se situa por encima de 0 indica que están dentro, os marco en el gráfico las zonas donde estaban dentro (amarillo), mientras que si el indicador se mantiene por debajo de cero los inversores institucionales estarán fuera". A partir de la semana del 6 de Agosto empezaron a tomar posiciones y actualmente podemos ver como siguen entrando de manera constante.

En esta situación, el experto de Asinver recomienda posicionarse en índices con estrategias combinadas “bajista en el Ibex35 con stop en los 8000 puntos y alcista en el S&P500 con objetivo en los 1400 puntos”.