El Ibex-35 cerró el martes por encima de los 14.000 puntos por primera vez en su historia favorecido por la incesante actividad corporativa doméstica y por la recuperación de algunos valores, que como Iberia y Repsol YPF, estaban algo rezagados.
En lo que va de año, el selectivo del mercado continuo se ha revalorizado casi un 31 por ciento. "El hecho de que la bolsa española esté liderando las ganancias (anuales) entre las plazas internacionales obedece a que las empresas que cotizan en nuestro mercado están en subasta. Los inversores están especulando con movimientos corporativos y no se ve el final del proceso", dijo Francisco Salvador, del departamento de ventas de Venture Finanzas.