El Ibex 35 pierde en marzo la media móvil que guiaba la normalidad en las correcciones más estructuradas (noviembre 2012 y febrero 2013), lo cual distingue la actual pata correctiva de las anteriores, siendo probable sea más compleja.

Si trazamos la directriz alcista que une los mínimos de las correcciones desde agosto 2012, observamos un movimiento de “pull-back” hacia los 8250-8175 puntos, siendo esta la barrera antes de los 8600 puntos. La superación de los 8250 puntos abre una buena posibilidad de compra en el corto plazo. Pese a todo, diversos datos invitan a pensar que la estructura bajista iniciada en 8700 puntos tendría continuidad en las próximas semanas, siendo los rebotes actuales, pensamos, una oportunidad para vender.

Recomendación: VENDER REBOTES (visión 1-3 meses).