Continúa el impulso bajista que comenzó a la altura de 10.549 y el índice comienza a testar la zona de soporte clave comprendida entre 10.076 y 10.030.

El movimiento anula el cruce al alza del indicador MACD y deriva en un cruce a la baja de las medias móviles de largo plazo, 40 y 200 sesiones.

Hay tres circunstancias que preocupan:

1) El volumen de negocio continúa siendo decreciente e inferior a la media, apuntando a que los niveles actuales no son atractivos.

2) Los osciladores no muestran una gran sobreventa.

3) La lejanía de la siguiente zona de apoyo en caso de ruptura de soportes. Multitud de análisis señalan que en 9.800 se podrían frenar las cesiones, pero las referencias técnicas significativas se encuentran bastante más abajo, 9.387 / 9.203.


Ibex35 en gráfico diario