Todavía faltan unas horas para poner fin al mes de marzo y primer trimestre del año. Sin embargo, y viendo la evolución del selectivo español en las últimas semanas, nadie duda de que el Ibex 35 es el gran perdedor. Retrocede más del 6% en lo que va de año frente a los positivos del 18% en el DAX y del 7.9% en el Eurostoxx50. Y ello sin contar con la revalorización de doble dígito que tienen los índices del otro lado del Atlántico, especialmente el S&P500.
Los problemas apenas han cambiado desde que, el pasado 29 de diciembre, los principales indicadores marcaran el último precio del año. Tenemos un segundo rescate en Grecia, han vuelto las dudas en torno al resto de economías periféricas, se descuenta un tercer paquete de estímulo cuantitativo en Estados Unidos y en nuestro país concluimos el primer trimestre del año con reformas “austeras” que tienen como objetivo convencer y cumplir con el compromiso de déficit adquirido con Bruselas.

Muchas noticias que cotizan de forma diferente según en qué mercado hablemos. Y es que mientras el mercado español ha marcado en estos tres meses su mínimos anuales – concretamente el pasado en los 7.866 puntos – tenemos a otros mercados marcando máximos, no anuales sino históricos. Todavía faltan los datos definitivos de cierre de mercado pero el cálculo deja pérdidas del 6% en el Ibex35 frente a revalorizaciones del 18% en el DAX, del 7.9% en el Eurostoxx y del 11% en el S&P500.  Y para muestra un botón.

Evolución Ibex 35 frente a Eurostoxx y S&P 500 desde principios de año


La brecha existente entre el selectivo español y el resto de plazas bursátiles es evidente. Y no tiene visos de estrecharse mientras nos sigan mirando con lupa en Europa. Los expertos reconocen que es más que probable ver al Ibex35 descender hasta los 7.500 puntos, una caída adicional del 6% desde los actuales niveles. La experiencia dice que las subidas suelen ser largas y prolongadas pero las caídas son rápidas y verticales por lo que “lo normal es, que si sigue la debilidad del mercado americano, veamos niveles del Ibex 35 en los que debería frenarse”, reconoce Juan Pedro Zamora, analista de XTB. Y cuidado si pierde estos niveles “porque en caso de hacerlo incluso podríamos ver los 6800 puntos, en el escenario más negativo”, reconoce Eduardo Vicho, jefe de análisis de M&M Capital EAFI.

Una tendencia contraria a la que se espera al otro lado del Atlántico donde los planes de estímulo de Bernanke inyectarán liquidez al sistema “lo que devolverá nuevas subidas a las bolsas”, reconoce José Luis Cava, analista técnico independiente. Lo hemos visto en el S&P 500 que ha superado los 1400 puntos “y no tiene otro objetivo que no sea pensar en los máximos históricos”, admite Roberto Moro, de Apta Negocios. No sin antes tomarse un descanso. Respiro que “le hará recortar hasta su nivel de soporte, en los 1380 puntos, un nivel que en caso de perder le llevará en torno a los 1330 enteros”, admite el experto de XTB. Una pérdida del 5% desde los niveles actuales.

Viendo el diferencial que existe entre índice español y europeos ó americanos ¿por qué no beneficiarse de él? Roberto Moro reconoce que estar comprado en el Nasdaq 100 y vendido en el Ibex “es una estrategia que está funcionando muy bien”.