Cuando una zona de suelo temporal aparece dos son las posibilidades de estructuración; por un lado, un rebote inmediato y fuerte (estilo S&P500 desde los mínimos de hace unas sesiones) y por otro, la estructuración en forma de doble suelo o doble suelo con dilatación (lo más normal).

En el sentido anterior, las caídas del Ibex 35 se aproximan a la zona de reacción alcista de hace unas semanas, en niveles de 9575 puntos, cerca del hueco alcista de 9560 puntos.

Por el momento los síntomas no son alarmantes, experimentando durante las caídas de los últimos días un menor volumen respecto a las de primeros de febrero, lo cual es coherente con una menor presión bajista.

Será importante que el cierre de hoy viernes, semanal, no se aleje en exceso de la zona de soporte comentada.