Iberia convocó hoy a los sindicatos de tripulantes de cabina CTA, Sitcpla y UGT para analizar el plan de contingencia presentado ayer por la aerolínea y sus repercusiones en la plantilla de TCPs de la compañía, según confirmaron a Europa Press fuentes sindicales. La reunión tiene lugar a la vez que otro encuentro que la dirección de la compañía mantiene con los principales sindicatos de tierra, que previsiblemente serán los más afectados por el recorte del 10% de la plantilla que aplicará Iberia. Iberia, que eludió concretar de qué manera afectará el plan de recorte a cada área de negocio, contaba en 2008 con una plantilla de 22.345 empleados, de los que 5.567 eran trabajadores de vuelo y 15.778 de tierra. Ya en el primer trimestre del presente ejercicio, la compañía aplicó una reducción de personal del 4%, con respecto al cierre de 2008.