Iberia y British Airways subían a media sesión más de un 6% en Bolsa, pese a los malos resultados de la aerolínea británica, que entró en 'números rojos' en el primer semestre con unas pérdidas netas de 208 millones de libras (231 millones de euros), y que confirmó que las negociaciones para la fusión con la compañía española siguen adelante.