Iberia externalizará a partir de marzo hasta un 12% de sus vuelos de corto y medio radio.

Para ello, Iberia traspasará seis aviones de su propia flota a su participada Vueling, ante la imposibilidad de contratar nuevos pilotos para su propia línea de bajo coste, según publica Expansión.