En nuestra gestora hemos dado el visto bueno a la operación planteada la semana pasada sobre intercambio de bonos, porque consideramos que es buena para el bonista y para la compañía y lo que es bueno para la compañía es bueno para el bonista, y al revés. Es lo que se llama el círculo virtuoso. Es más, estamos convencidos de que otros valores líderes de la Bolsa española seguirán el mismo camino, porque pese a los brotes verdes de los que tanto se habló hace meses y a las mejoras, aunque lentas, de los mercados primarios, la realidad es que empresarios y gestoras recelan del futuro inmediato. Por eso, lo mejor es buscar acomodo por si las cosas empeoran aún más”, dice el director de inversiones de una de las principales gestoras de fondos nacionales.

En efecto, Iberdrola ha lanzado una operación de intercambio de bonos por 750 millones de euros en los que ofrece a los actuales propietarios de bonos con vencimiento a 2011 y a 2013 cambiarlos por unos nuevos con plazo a 2020. En concreto, la eléctrica ofrece a los titulares de las obligaciones pertenecientes a las emisiones de 1.450 millones de euros, cupón 6,375%, con vencimiento en 2011 y por importe de 1.000 millones de euros, cupón de 5,125%, con vencimiento en 2013 su permuta por nuevas obligaciones del mismo valor conjunto, cupón del 4,125%, y con vencimiento en 2020.

Las nuevas obligaciones a emitir al amparo de la oferta de permuta se consolidarán y serán fungibles, formando una misma serie, con las obligaciones ya emitidas por el emisor por importe de 500 millones de euros con cupón del 4,125% anual y vencimiento en 2020. La oferta, que se extenderá durante los próximos siete días (hasta el 9 de septiembre), se estructura como una recompra y posterior intercambio de bonos realizada entre los inversores y cinco entidades asesoras, entre las que se encuentra BNP Paribas, que actúa como banco principal. La compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán señaló que el objetivo de la operación es “aprovechar la mejora de las condiciones del mercado para alargar la duración de la deuda y mejorar la liquidez”. Este intercambio de bonos se suma a las emisiones realizadas por Iberdrola en los últimos dos años en los mercados de capitales, que le han permitido captar cerca de 11.000 millones de euros.

...Y necesidades cubiertas

Iberdrola cuenta con una liquidez de 9.400 millones de euros a cierre del primer semestre, tras las operaciones realizadas por la eléctrica en el mercado en los dos últimos años, que le permite tener cubiertas sus necesidades financieras hasta mediados de 2012.

La compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán, a pesar de la situación de crisis económica, ha captado más de 11.000 millones de euros en los dos últimos años en un mercado como el de deuda que tiene sus puertas abiertas para un reducido número de empresas en la actual coyuntura.

Así, la eléctrica consiguió el pasado mes de julio cerrar en tiempo “récord” un crédito “revolving” con un sindicato de entidades de crédito nacionales y extranjeras a un plazo de cinco años y por un importe global de 2.000 millones de euros, en su última operación para captar liquidez en el mercado.

Además, el pasado mes de marzo también cerró una colocación pública de bonos en el Euromercado por 500 millones a un plazo de 10 años destinada a diversificar las fuentes de financiación y a incrementar el porcentaje de deuda en el mercado de capitales, que representa más del 70% del total de la deuda del grupo.

....¿qué hay de Florentino?

ACS ha efectuado compras en Bolsa en los últimos dos meses para elevar su participación en la eléctrica Iberdrola, según fuentes del mercado. La empresa presidida por Florentino Pérez prefirió no acudir a la ampliación de capital gratuita que Iberdrola realizó para retribuir a sus accionistas. Con las compras en el mercado ha restituido su participación e incluso la ha elevado algo por encima del 12% que tenía antes de esa ampliación. Iberdrola aprobó entregar a sus accionistas una acción gratis por cada 26 antiguas. A ACS le corresponderían 24,2 millones de acciones si hubiera suscrito la ampliación. También tenía la opción de vender sus derechos a la eléctrica a un precio fijo de 0,191 euros.

Ha contado Hispanidad que Florentino busca fondos de capital riesgo para echar a Galán. Luego ya podrá venir EDF, E.ON o Suez… o ENEL. Naturalmente, Borja Prado y Mediobanca serían los encargados de la ejecución. Mientras, Galán busca una operación corporativa que dificulte el asalto.

La colonización industrial de España continúa, sobre todo gracias al efecto Entrecanales. Habrá que insistir: por sí solo, y sobre todo debido a la regular situación de ACS y a su disparada deuda, Florentino Pérez (¡Oh capitán, mi capitán!) no puede hacerse ni con el control del 20% de Iberdrola. Ni tras la venta de Abertis y de otras empresas.

Moisés Romero, www.lacartadelabolsa.com