La energética se ha hecho con la construcción de una planta de cogeneración de 430 megavatios en la localidad mexicana de Salamanca por valor de 320 millones de euros.


Iberdrola pondrá en marcha una subestación y ocho líneas de transmisión en un plazo máximo de 29 meses en la refinería de la petrolera Pemex.