Continúa el impulso a la baja que comenzó en 5,94, máximo de la semana pasada, y la acción se aproxima al primer nivel de soporte situado en 5,59.

Calificamos este nivel de clave debido a que su pérdida confirmaría la ruptura de la directriz alcista que ha guiado el rebote desarrollado desde mínimos de JUL11.

Circunstancia que activaría señales de venta en los osciladores técnicos como el MACD y provocaría un cruce a la baja de las medias móviles simples de largo plazo, 40 y 200 sesiones. De esta manera consideramos que la pérdida de 5,59 aumentaría el riesgo de cesiones, dejando al precio sin apoyo hasta la zona comprendida entre 5,32 y la banda inferior del canal bajista trazado en el gráfico.


Iberdrola en gráfico diario