Iberdrola anunció el miércoles que su beneficio neto entre enero y septiembre alcanzó los 1.236,4 millones de euros, un 25,7 por ciento más que el registrado en el mismo período del año anterior.
La cifra estuvo algo por encima de los 1.187 millones de euros previstos de media por los analistas consultados por Reuters. La eléctrica participada desde hace unas semanas por el grupo constructor ACS dijo que su resultado bruto de explotación (EBITDA) ascendió a 2.935 millones de euros, con alza interanual del 22,6 por ciento y frente a una previsión media de 2.848,4 millones de euros.