Iberdrola, la segunda eléctrica española, obtuvo el pasado año un beneficio neto de 1.660,3 millones de euros, cifra que representa el 20,1% más que en 2005, comunicó hoy la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
El beneficio bruto de explotación (EBITDA) aumentó el 15,2%, hasta los 3.889,7 millones, mientras que el resultado neto de explotación (EBIT) alcanzó los 2.654,5 millones, el 17,3% más. A 31 de diciembre pasado, el ratio de aplancamiento -relación entre deuda financiera y fondos propios- se situaba en el 55,4%, frente al 56,5% de diciembre de 2005.