La Comisión de Servicios Públicos de del estado de Nueva York (EEUU) decidirá mañana si permite a Iberdrola adquirir Energy East, último trámite que debe superar la eléctrica española para tomar el control de la compañía energética estadounidense. La pasada semana los miembros del organismo debatieron durante más de cuatro horas sobre los riesgos y beneficios de la operación para el servicio público, y escucharon a una docena de entidades interesadas en el proceso. En la sesión también se trató sobre los compromisos asumidos por Iberdrola y el grado de integración vertical (presencia en todas las fases del negocio eléctrico) que tendrá la eléctrica tras la absorción de Energy East.