La multinacional surcoreana Hyundai ha desistido finalmente de comprar la empresa malagueña de telefonía móvil Vitelcom, en proceso concursal, y de asumir a sus 296 empleados para fabricar placas solares y transformadores, dos meses después de autorizarlo un juez, según ha informado hoy CCOO.