El banco alemán HypoVereinsbank, filial de la entidad italiana UniCredit, sufrió en 2008 una pérdida de 671 millones de euros (865,6 millones de dólares), frente al beneficio de 2.050 millones de euros (2.644 millones de dólares) en 2007. La entidad de crédito alemana explicó hoy que "el 2008 fue un año caracterizado por la crisis de los mercados financieros más severa desde hace décadas", que le obligó a amortizar algunas inversiones y a aumentar sus provisiones para riesgos.