El Banco Central de Hungría ha sorprendido al mercado al recortar en 100 puntos básicos el precio del dinero, por encima de lo esperado. Los tipos de interés quedan así situados en el 8,5%. Los analistas preveían un recorte de 50 puntos básicos debido a que la economía húngara se encuentra en una profunda recesión y el país ha recibido ayuda del FMI y otras instituciones.