HSBC ha iniciado la cobertura de las acciones de Jazztel con la recomendación de 'infraponderar' y un precio objetivo de 0,3 euros, lo que representa un recorrido bajista cercano al 30% respecto a los 0,41 euros en que cerró ayer. El broker británico cree que la operadora española se encuentra en una suerte de callejón sin salida, porque para que su cuota de mercado y sus ingresos medios por abonado mejoren necesita invertir y para invertir debe proveerse de fondos. La cuestión es que para obtener financiación con deuda, debe tener un EBITDA positivo.
Jazztel cerró el primer semestre con un ebitda positivo de 0,4 millones de euros, frente a las pérdidas de 38,3 millones del mismo periodo del año anterior, gracias al acuerdo alcanzado con Telefónica por el que esta última le abonó 10 millones de euros para resolver sus disputas judiciales. Descontando este extraordinario, la compañía habría obtenido un ebitda negativo de algo más de 10 millones de euros.