El HSBC, el mayor banco del Reino Unido, ofrecerá a los clientes de otras entidades financieras mantener durante dos años más las actuales condiciones a tipo fijo de sus hipotecas, con el objetivo de incrementar su cuota de mercado. Con esta medida, el HSBC rompe la tendencia de la mayor parte de los bancos británicos, que en las últimas semanas están endureciendo las condiciones para préstamos hipotecarios o incluso están dejando por completo de ofrecerlos. Desde el 14 de abril, y durante las próximas cinco semanas, el HSBC concederá a los nuevos clientes cuyo periodo a tipo fijo de sus hipotecas expire antes del 30 de junio de 2008 mantener sus actuales condiciones, incluidos unos tipos fijos mínimos que pueden llegar a ser del 4,54%, anunció hoy el banco en un comunicado. Para acceder a este producto, los clientes tienen que tener además un préstamo limitado al 80% del valor del inmueble, hasta un máximo de 250.000 libras (unos 313.059 euros, al cambio actual). Asimismo, los nuevos clientes tendrán que pagar una tarifa inicial que el banco calcula que para dos tercios de los nuevos contratos sea inferior a las 1.000 libras (1.252 euros).