La cementera Holcim prevé un año muy complicado debido a las dificultades que atraviesa el negocio en mercados como España, EEUU y Europa del Este. No obstante, cree que en Asia y Latinoamérica será algo más satisfactorio. La prioridad de la compañía sigue centrada en conseguir estabilidad financiera. Asimismo ha señalado que el precio final de suscripción de su ampliación de capital ha sido fijado en 42 francos suizos.