Parece que Europa no descansa. Esta vez son los Países Bajos los encargados de poner sobre la mesa una nueva medida destinada a paliar la crisis de la zona euro. Proponen la creación de un comisario de Disciplina Presupuestaria en la Unión Euopea capaz de imponer subidas impositivas en los países altamente endeudados para evitar que se vuelva a producir una situación de impago.


Las autoridades holandesas defienden además de congelar las ayudas europeas a los países incumplidores, aumentar su contribución al presupuesto de la UE e incluso expulsarlos de la Eurozona como último recurso.

"Creemos que los países que sistemáticamente infringen las reglas deben enfrentarse gradualmente a sanciones más duras y se les debe permitir menor libertad en su política presupuestaria", sostienen el primer ministro holandés, Mark Rutte, y su ministro de Finanzas, Jan Kees de Jager, en una tribuna publicada en el periódico.

El nuevo comisario de Disciplina Presupuestaria será responsable de supervisar de forma independiente el cumplimiento por parte de los Estados miembros de las reglas presupuestarias. "El comisario podrá forzar a un país a adoptar medidas para poner sus finanzas en orden, por ejemplo aumentando los ingresos fiscales", reclaman los mandatarios holandeses.

Si el país en cuestión no corrige su déficit excesivo, el comisario de Disciplina Presupuestaria tendrá que aprobar el presupuesto antes de que el Gobierno pueda presentarlo a su parlamento. En esta fase se suspenderán las ayudas europeas al Estado incumplidor, se aumentará su contribución al presupuesto de la UE y se suspenderá su derecho de voto.

"En el futuro, la sanción final puede ser obligar a los países a dejar el euro", afirman Rutte y Kees de Jager. No obstante, admiten que ello obligaría a modificar de nuevo el Tratado y sólo podrá aplicarse a largo plazo.

"A partir de ahora debemos evitar que los países vulneren las reglas impunemente y obliguen a otros países, que sí cumplen las reglas, a pagar la factura", insisten los representantes de Países Bajos.