Un alto funcionario de la Reserva Federal afirmó el martes que es necesario tener en cuenta cómo los bancos considerados demasiado grandes para fracasar pueden ser divididos en partes de forma tal que dejen de representar un riesgo sistémico para la economía. "El comienzo de su división, para desmembrarlos, es una cosa justa a considerar", dijo el presidente del Banco de la Reserva Federal de Kansas City, Thomas Hoenig, a una panel en la reunión anual de la American Economics Association. Una forma inicial de definir cuándo un banco es demasiado grande para fracasar podría consistir en tomar a aquellos que tienen 50.000 millones de dólares o más en activos o 100.000 millones de dólares en activos bajo administración, afirmó el funcionario de la Fed.