La constructora alemana Hochtief ha creado una sociedad de riesgo compartido en China que suministrará a las empresas del grupo en todo el mundo materiales de construcción fabricados en ese país para reducir costes. Cada uno de los dos socios posee un 50 por ciento de la nueva sociedad. Con esta medida Hochtief reacciona "a la subida de los costes y los cuellos de botella parciales" en el abastecimiento de estos productos en Europa y EEUU. La alemana asegura que la calidad de los materiales estará asegurada a través de la supervisión de la producción, pruebas de los materiales y certificados de calidad, para lo que ha firmado un acuerdo de cooperación con la empresa alemana TUV Rheinland.