La estadounidense Heinz ha batido las previsiones del consenso con un beneficio por acción sin extraordinarios correspondiente a su primer trimestre fiscal de 0,78 dólares, frente a los 0,76 dólares previstos.


Con extraordinarios, la firma de alimentación ha ganado 226,1 millones de euros, frente a los 240,4 millones de hace un año, y en términos de beneficios por acción, la cifra se quedaría en 0,70 dólares por título.

Los ingresos, que han mejorado un 14,9% respecto al mismo período del año pasado, hasta los 2.850 millones de dólares, también han superado las expectativas, que estimaban una facturación de 2.150 millones.

La compañía con sede en Pittsburgh ha reafirmado además sus previsiones de beneficio por acción para el ejercicio fiscal 2012, que pasan por una horquilla de entre 3,24 y 3,32 dólares. El mercado es más optimista, ya que el beneficio por acción que maneja el consenso asciende a 3,65 dólares.